Mi nombre indio...

Como ya os contamos en otra entrada, nuestro poblado indio va creciendo poco a poco...
Cada indio ya tiene su nombre, elegido por ellos mismos, y ocupan su lugar en el poblado:




¡Tercer cumpleaños!

Hoy Facebook me ha recordado una publicación de hace 3 años, cuando publiqué por primera vez mi blog "El Nido de Pippi".
Tres años después tenemos más de 50.000 VISITAS en el blog y más de 600 SEGUIDORES en Facebook.
Simplemente quería compartir mi felicidad con vosotros.
Seguimos trabajando por algo muy bello...la Educación, con más fuerza y pasión que nunca, si cabe. Aunque la verdadera pasión no está en las redes sociales, donde compartimos experiencias y aprendemos unos de otros, la verdadera Pasión está en el AULA!!! Gracias especialmente a los que me apoyan y también, cómo no, a los que critican, ¡pues eso aún me da más energía para seguir adelante! Y gracias por supuesto a mi cole, el Giner de los Ríos, que nos brinda la gran oportunidad de poder trabajar como realmente queremos con nuestros alumnos! 


Series de plumas indias

Comenzamos a realizar series sencillas. 
Después de jugar con los cochecitos que tanto les gustan, hemos dibujado "entre todos" una cara de indio en el suelo y le hemos puesto una serie de plumas. Ha sido muy divertido para ellos, todos estaban deseando participar y además, la mayoría lo han "pillado" a la primera.
La motivación del Proyecto de los Indios está dando para mucho..., ya os lo iremos mostrando.




Jugamos con las hojas de otoño

Nos lo hemos pasado bomba jugando con las hojitas de otoño que cogimos el otro día en el parque...
Primero las hemos estrujado para sentir que estaban secas, además las hemos comparado con una hoja verde que, por mucho que estrujáramos, no se deshacía en pedacitos.
También las hemos pisado y hemos escuchado su sonido, ¡qué divertido intentar imitarlo! Y, por último, hemos barrido las hojas como hacen los barrenderos. Curioso ver cómo se "peleaban" por coger la escoba... ¡Ha sido muy divertido!

Los Indios: una visita y una exposición maravillosa.

En nuestros proyectos siempre pedimos colaboración e implicación familiar. En esta ocasión, vino a clase, acompañada de algunos de sus compañeros/as, Lucía, la hermana mayor de Candela, y además, anterior alumna mía. Fue muy bonito verla a ella y a los demás de nuevo con nosotros. Hasta se acordaban de que nuestra clase en 3 años era muy similar...
La intervención de Lucía fue estupenda. Nos dio mucha información sobre los indios, nos recitó poemas, y nos mostraron la asombrosa maqueta que habían realizado sobre un poblado indio. Muchísimas gracias por la visita y por la colaboración. Os esperamos de nuevo con los brazos abiertos.